miércoles, 26 de julio de 2006

Discriminación contra latinos?

Mientras que el debate sobre la reforma inmigratoria continúa en el congreso estadounidense, varios oficiales políticos y municipales han tomado acciones que consideran necesarias para combatir la inmigración ilegal.

Entre ellos:
  • En Bogota, Nuevo Jersey, el alcalde Steve Lonegan dice que una valla publicitaria, o ‘billboard,’ en español de McDonald’s es “divisivo” y “ofensivo.” Lonegan dice que el anuncio da el mensaje que los inmigrantes no necesitan aprender inglés o asimilarse a este país. El alcalde pidió un boicot del restaurante popular.
  • En Cary, que queda cerca de Raleigh, un concejal dijo que renunciaría su puesto porque el gobierno municipal iba a donar $5,000 al festival de música Ritmo Latino. Mike Joyce dice que el organizador del evento, Diamante Inc., honró a una oponiente a las medidas anti-indocumentados.
  • En Avon Park, Florida, el alcalde quizó prohibir que se le diera trabajo o se alquilara habitaciones a los indocumentados. Su propuesta también imponía el inglés como idioma único dentro de la alcaldía, según el Nuevo Herald de Miami. Pero sus esfuerzos fallaron por un voto el lunes.
  • La ciudad de Hazleton en Pensilvania aprobó una de las leyes más severas: una multa de $1,000 a propietarios de casas que alquilan habitaciones a indocumentados, y se les negarán los permisos a las compañías y negocios que los empleen.
Aún hay más ejemplos.

El periodista mexicano de Univisión, Jorge Ramos, dice que acontecimientos como estos discriminan a los latinos. En su comentario en Univisión.com, él escribe:
“La discriminación toma muchas formas: Un latino bien preparado pierde un trabajo frente a otra persona, no latina, menos capacitada; o multan a los que renten una casa o apartamento a indocumentados. Tener la piel morena, hablar español o inglés con acento puede ocasionar un mal trato en un restaurante, en una tienda o en la misma escuela. Y luego, como en el caso de Nueva Jersey, la discriminación aparece disfrazada bajo el pretexto de la ‘unidad’ y el ‘lenguaje común’ de Estados Unidos.”
¿Está de acuerdo con Jorge Ramos? ¿Se ha sentido discriminado últimamente a causa del debate de inmigración? ¿Cómo reaccionó? ¿Hay algún remedio? Si habla español frecuentemente en el curso de su día, ¿siente que otros se ofendan?

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

IT's quite simple: illegal aliens HAVE no right to work or for that matter to reside in this country. Action to accomodate them is NOt discrimination: it is merely taking seriously the sovereignty of the EE UU and it's borders.

That this results in increasing discrimination against LEGAL residents is unfortunate, but it is also predicatable. And the solidarity of legal residents of Latin extraction with those illegals contributes to that problem.

If one is an illegal alien, you should EXPECT to be discriminated against in terms of employment and residency. That's the law, and is is also the nature of national sovereignty. If one is a legal resident, you avoid association with the illegal alien problem by DISTANCING yourself form it, not by encouraging it.

jueves, julio 27, 2006 10:37:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

EEUU solo pelea por mantenerse firme ante la invasión latina que no da respiro... y la verdad no es para menos..

miércoles, agosto 20, 2008 3:05:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home